Sant Feliu de Guixols es el pueblo ideal para unas vacaciones tranquilas en la Costa Brava. Pequeño pueblo de pescadores combina la belleza y tradición de los pueblos costeros con la modernidad y cosmopolitismo de las zonas de mar más turísticas. Ambiente familiar, puestas de sol de ensueño, restaurantes junto al mar y un bonito apartamento desde donde ver salir el sol en el horizonte ... que más se puede pedir! Disfruta de tu estancia con una fantástica sardinada a la brasa con tostadas y una buena cantada de habaneras, no te lo puedes perder!